Buenas despedidas


Despídete de tu hijo con un abrazo y un beso al dejarlo en el colegio u escoleta.

Al dejar a tu hijo en el colegio, no dudes en despedirte y decirle lo mucho que lo amas. Recuerda que él necesita saber que lo amas con hechos y palabras. No solo porque tu sepas que lo amas como a nadie, él lo sabrá, necesitas expresárselo, también, verbalmente. Muchas veces damos por hecho de que ellos saben lo mucho que los queremos, sin embargo, igual necesitan escucharlo y sentirlo. Dar algún regalo, es una muestra de cariño y afecto, pero para los niños es más importante saberse queridos con acciones diarias. Y una oportunidad de decirle cuánto lo quieres, es al dejarlo en la escuela.

Cuando los niños son mas grandes, a la mayoría ya no les gusta que tengas expresiones públicas de amor, y ellos solo te dicen adiós a secas. Cuando son pequeños, suelen, a toda voz despedirse de ti.

Hay escuelas en las que por reglas de ellos, solo es posible entregarlos en la fila de los autos. Cuando es así, tal ves es más complicado despedirse cariñosamente de ellos. Lo pueden hacer en el camino al colegio, ir platicando y anticipar la despedida minutos antes de que la maestra abra la puerta del coche. Hay muchas maneras, lo importante es buscar la forma de hacer que tu hijo se sienta amado al entrar a la escuela. Pues estar bien emocionalmente es la pauta para el buen aprendizaje.

Siempre hay que tomarnos el tiempo de despedirnos de nuestros hijos. Y no solo al dejarlos en la escuela, sino en cualquier oportunidad que te separas de ellos. Cuando son bebés y ambos padres trabajan, ya sea que se quede al cuidado de algún familiar o en guardería, de igual forma es muy importante que ellos sepan que te irás por un tiempo. Salirte a escondidas para que no llore, o desaparecerte de repente no son tácticas muy buenas. Aunque tu bebé se quede angustiado por la separación y se te rompa el corazón de verlo llorar, es indispensable despedirte pues le generarás seguridad, más no, ansiedad.

De ahora en adelante, no olvides decirle a tu hijo lo mucho que lo amas antes de entrar a la escuela. Dale palabras de motivación, ánimos, échale porras, dile que puede llegar a ser lo que quiera ser, dile que puede lograr todo lo que se proponga. Recuerda que para estar bien académicamente, debe de estar bien emocional y psicológicamente.

Escrito por: Gabriela García (Mamá de 2, Psicóloga, Educadora Perinatal-Doula y Asesora en Lactancia)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.