Dormir temprano a tus hijos, baja tu estrés más de lo que imaginas


Jamás hubieras imaginado que la hora de acostar a tus hijos se volvería tu favorita… y  no es que seas mala mamá ni que quieras menos a tus pequeños, sino que en cierta forma te sientes liberada y más relajada.

Tan sólo imagina que desde temprano tienes que alistarte (lucir lo más decente que puedas jajaja), preparar desayuno, comida y cena; estar al pendiente de tus hijos, hacer tareas y lidiar con situaciones que ni imaginabas. Todo esto, lo único que te genera es estrés, y obvio, en la noche ya estás a punto de explotar.

¡Tranquila! existe una solución que te encantará: DORMIR MÁS TEMPRANO A TUS HIJOS. Parece sorprendente, pero mientras más temprano duermas a tus hijos, tu nivel de estrés se reducirá considerablemente.

Tampoco exageres y los quieras llevar a la cama a las 6 de la tarde. Según un estudio del Murdoch Children’s Research Institute in Melbourne, lo ideal es que se duerman antes de las 8:30 de la noche.

Este horario les ayudará a que tengan un buen desarrollo físico y comportamiento, una mejor memoria y sentido del humor, aprendan más y sean más felices, y tengan una buena capacidad de autocontrol.

Por ende, al no haber tantos berrinches durante el día o situaciones que te “saquen de tus casillas”, tus niveles de estrés se mantendrán abajo, por lo que se incrementará tanto el bienestar de tus hijos como el tuyo.

Incluso, cuando los niños duermen más temprano, como mamá también obtendrás una buena calidad de sueño y de vida, serás más feliz, tu estado de ánimo se estabilizará y te relajarás con mayor facilidad que aquellas mamás cuyos hijos se acuestan más tarde.

Los investigadores  Murdoch Children’s Research Institute sugieren que los bebés de 0 a 3 meses duerman entre 14 y 17 horas; los de 4 a 11 meses entre 12 y 15 horas; de 1 a 2 años entre 11 y 14 horas.

En tanto, se recomienda que los niños de 3 a 5 años duerman entre 11 y 13 horas cada noche; mientras que los de 6 a 9 años duerman entre 10 y 11 horas.

Además, cuando acuestas a tus hijos más temprano, tienes más tiempo libre para ti, para disfrutarlo en pareja, para revisar tus redes sociales, hablar con tus amigas, realizar otras actividades que tengas pendientes o simplemente irte a dormir y tener un sueño más reparador.

Fuente: Murdoch Children’s Research Institute

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.